Seel Doors | Puertas Corredizas Slimdrive: Belleza Y Funcionalidad Combinadas En Un Minúsculo Diseño
Si querés realizar algún proyecto donde se requiera instalar una puerta corrediza que posea una elevada estética y funcionalidad, y donde los componentes sean de fácil y rápida instalación, no hay mejor opción que la puerta corrediza Slimdrive.
Puertas Corredizas Slimdrive
816
post-template-default,single,single-post,postid-816,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.1,vc_responsive

Puertas Corredizas Slimdrive: Belleza Y Funcionalidad Combinadas En Un Minúsculo Diseño

Puertas Corredizas Slimdrive: Belleza Y Funcionalidad Combinadas En Un Minúsculo Diseño

Si querés realizar algún proyecto donde se requiera instalar una puerta corrediza que posea una elevada estética y funcionalidad, y donde los componentes sean de fácil y rápida instalación, no hay mejor opción que la puerta corrediza Slimdrive.

Las puertas corredizas, como ya se conoce, se abren de manera horizontal con un movimiento de deslizamiento sobre un área predeterminada, esta acción permite aprovechar al máximo el espacio gracias a su sistema de apertura que no ocupa ningún espacio.

Estos modelos son de los preferidos cuando se desea colocar una puerta en áreas tanto externas como internas, pero con dimensiones reducidas. Además, su evolución en cuanto a sus diseños las convierte en una pieza decorativa, especialmente cuando se colocan en los ambientes públicos porque resaltan por su belleza y versatilidad, por mencionar algunas de sus bondades.

La serie Slimdrive, que posee un automatismo de 7 cm con una profundidad total de tan solo 188 mm, se ha convertido en uno de los modelos más solicitados porque consigue integrarse a la fachada de manera casi invisible. Asimismo, logra que se combine la fuerza tras una delicada ligereza, ya que además mueve pesos de hoja de hasta 125 kg. Es decir, lo  minúsculo y la resistencia en un solo concepto.

Para lograr tan maravilloso engranaje de cualidades, el carril de rodadura facilita el montaje directamente sobre la pared. Y como no existe guía en el suelo se libera la zona de paso, asegurando un franqueo cómodo, con alta seguridad y mínimo esfuerzo con cierre sin golpes, porque sus herrajes son de deslizamiento suave.

Este procedimiento acompañado de tecnología digital, evidentemente, permite que el motor, engranajes y correa dentada no necesiten mantenimiento, ya que están integradas en una unidad, por lo que no precisa otros módulos.

Slimdrive Diseño De Vanguardia Con Solo 7 Cm De Altura

La puerta corrediza automática Slimdrive le ofrece al cliente una libertad de diseño sin igual, porque siendo tan pequeño el automatismo optimiza la técnica y lo sensorial, permitiendo mayor autonomía a la hora de instalarla en una fachada.

Por tal motivo, los automatismos para puertas con tecnología alemana GEZE han permitido a Seel Doors cumplir con los requisitos de instalación que muchos clientes han exigido.

Otra ventaja es que consiente el uso económico de materiales y de energía, respetando de esta forma el medioambiente, haciendo amable la combinación costo-producto-ambiente.

A las ventajas que se han venido destacando se suma que disponen de adaptadores para automatismo comercial, lo que quiere decir que GEZE permite instalar soluciones universales, logrando la fusión entre la aplicación universal, la elegancia y la fiabilidad en todos los detalles.

Pero no hay que olvidar que en Seel Doors brindamos asesoría personalizada para la creación e instalación de cualquier proyecto que el cliente necesite. Además, un diagnóstico seguro, antes y después de la instalación, como servicio técnico y si se requiere mantenimiento.

Si querés disfrutar de unas puertas corredizas Slimdrive con diseño vanguardista y reducido tamaño, en Seel Doors encontrarás la solución ideal. Los automatismos GEZE se adecuan al ambiente cumpliendo con las exigencias decorativas, técnicas y utilitarias, logrando combinar robustez con la elegancia, es decir se consigue la distinción en una mínima expresión.